Desarrollado por ChipWeb.

Quiénes somos

Viajar y sentirse en casa

En diciembre del 2016 nace Cáceres Central Suites. Un equipo joven, con ganas de ofrecer un producto innovador en la ciudad de Cáceres y con amplia experiencia en el sector. Su nombre surge de la idea de ofrecer en la zona céntrica de Cáceres apartamentos del sector premium, con un marcado diseño pero respetando, siempre, los elementos originales de las viviendas rehabilitadas.

Lo que mejor nos decribe, viajar y sentirse en casa, sigue siendo, a día de hoy, el ideario y la filosofía que definen a esta pequeña empresa.

Actualmente, Cáceres Central Suites, la componen un total de 8 establecimientos. Se encuentran ubicados en pleno casco histórico así el cliente tendrá a su alcance todos los puntos de interés de la ciudad.

Su descanso,  nuestro principal objetivo; el servicio al cliente nuestra prioridad; la comodidad y los detalles nuestra razón de ser; su garantía el acierto de haber elegido Cáceres Central Suites. Nuestra premisa, una cálida bienvenida.

Algo más que apartamentos bien equipados: espacio, luz y versatilidad. Tres pilares fundamentales a los que sumamos: cuidado, servicio, detalles y una sonrisa. Nuestros apartamentos, dotados con un equipamiento funcional, están pensados para garantizar el descanso y la comodidad. Espacios acogedores que nos recordarán nuestro hogar.

Además, en Cáceres Central Suites, en colaboración con restaurantes de la zona, podrán descubrir un universo de sabores apostando por una restauración de calidad, asequible y poniendo en valor el gusto por las cosas bien hechas.

Lo que dicen de nosotros

Opiniones de nuestros huéspedes

  • En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme, no ha mucho tiempo que vivía un hidalgo de los de lanza en astillero, adarga antigua, rocín flaco y galgo corredor. Una olla de algo más vaca que carnero, salpicón las más noches, duelos y quebrantos los sábados, lentejas los viernes, algún palomino de añadidura los domingos, consumían las tres partes de su hacienda.
    Antonio Rodríguez
  • El resto della concluían sayo de velarte, calzas de velludo para las fiestas con sus pantuflos de lo mismo, los días de entre semana se honraba con su vellori de lo más fino. Tenía en su casa una ama que pasaba de los cuarenta, y una sobrina que no llegaba a los veinte, y un mozo de campo y plaza, que así ensillaba el rocín como tomaba la podadera.
    Manuel Vera
  • Frisaba la edad de nuestro hidalgo con los cincuenta años, era de complexión recia, seco de carnes, enjuto de rostro; gran madrugador y amigo de la caza. Quieren decir que tenía el sobrenombre de Quijada o Quesada (que en esto hay alguna diferencia en los autores que deste caso escriben), aunque por conjeturas verosímiles se deja entender que se llama Quijana; pero esto importa poco a nuestro cuento; basta que en la narración dél no se salga un punto de la verdad.
    Sira
  • Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Phasellus luctus mollis tincidunt. Vivamus ornare posuere quam in accumsan. Nulla vehicula sed eros eget hendrerit. Phasellus euismod porttitor ipsum, non fermentum eros finibus a. Donec in tortor lacus.
    Lolo
SUBIR
Chatea con nosotros
1
Hola 👋🏻
¿Te puedo ayudar en algo?